Con la participación de equipos de 20 municipalidades de todo el país, el proyecto Plan A – Territorios Resilientes terminó este jueves 6 de agosto el primer módulo de su programa de formación “Cantones Resilientes”.

Este primero de diez módulos da una mirada introductoria a los conceptos de tiempo, clima, cambio climático y variabilidad climática. Es un repaso general para luego profundizar en los temas centrales del programa de capacitación: ¿cómo le pueden hacer frente los gobiernos locales a los peores impactos climáticos? Quienes participaron en el programa conocen los efectos del cambio climático en el campo, pero aprovecharon la oportunidad para también profundizar sobre conceptos. 

”Ha sido muy interesante, porque al ver los temas en las lecturas y la clase interactiva, despierta el deseo de tomar este tema a nivel local, sabiendo que uno conoce de tantos antecedentes pasados de los cuales no se ha tomado las experiencias para tomar acciones”, dijo Vanessa Valverde, Planificadora Urbana de la Municipalidad de Turrialba y una de las participantes del curso. 

El objetivo de “Cantones Resilientes” es fomentar el liderazgo y fortalecer las capacidades de alrededor de 40 funcionarios y funcionarias de 20 municipalidades de zonas urbanas y rurales del país, para reducir la vulnerabilidad, construir resiliencia y fomentar la acción climática ante el cambio climático en sus cantones.

“La participación de 40 funcionarias y funcionarios de 20 cantones de zonas rurales y urbanas en esta capacitación nos llena de gran ilusión, ya que las autoridades locales desempeñan un papel crucial en la construcción de capacidades adaptativas y resiliencia en cada cantón. Aunque el cambio climático es un problema global, sus impactos se manifiestan en formas y grados distintos en cada localidad. La proximidad de las municipalidades con las poblaciones locales les permite desempeñar un papel fundamental en la planificación e implementación de acciones de adaptación”, cuenta Ximena Apéstegui, coordinadora de proyecto del Plan-A y asesora de la Dirección de Cambio Climático.

Cuando nuestro equipo concibió los diez módulos del programa “Cantones Resilientes”, la idea era vernos cara a cara y compartir con funcionarios y funcionarias de esta veintena de municipalidades. La crisis sanitaria por  la pandemia nos obligó a reinventar el programa y nos tocó encontrarnos de manera virtual. Este es el primer módulo y continuará hasta diciembre. 

“La tormenta Nate nos demostró que definitivamente si nosotros no tomamos medidas prontas y eficaces en el manejo de este tipo de situaciones, nos va a traer consecuencias que no vamos a poder manejar (…). [Es importante] adquirir herramientas que nos permitan llevar un mensaje más claro y más efectivo de que cuando hablamos de medidas regulatorias no estamos hablando de truncar el desarrollo, sino que estamos hablando de un desarrollo más sostenible en el tiempo y más efectivo”, dijo María del Milagro Garita, Jefa de Bienes Inmuebles, Catastro y Valoraciones de la Municipalidad de Montes de Oro y quien también estuvo en el módulo.

 

Temas de la Sesión

 

La primera mitad de la sesión se enfocó en responder preguntas como: ¿Cuál es la diferencia entre tiempo y clima? ¿Que es la variabilidad climática y el cambio climático? ¿Cómo se relacionan entre ellos?  También, se explicó el impacto que tiene la elevada emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI) y como se ha observado de manera científica un incremento sostenido de la temperatura promedio del planeta.

Luego se mencionaron los efectos que ocasiona elaumento de la temperatura promedio global en el clima del planeta. Por un lado, la frecuencia, intensidad y magnitud de eventos meteorológicos extremos (lluvias extremas, sequías, olas de calor, tornados, entre otros). Por otro lado,  se generan fenómenos de manifestación lenta como lo es el aumento del nivel del mar, la desertificación y la pérdida de la biodiversidad.

Para cerrar esa primera mitad se habló sobre los diferentes escenarios de cambio climático que existen a futuro para Costa Rica en temperatura y precipitación. Estos escenarios dependen de un número amplio de variables, por ejemplo, el uso de energías no renovables, nivel de emisiones globales y accesibilidad a tecnologías limpias.

La segunda parte de la sesión se enfocó en conversar sobre distintos factores climáticos (temperatura, humedad, lluvia, etc) y no climáticos (sociales, económicos, políticos, ambientales, etc) que pueden tener incidencia en las cadenas de impactos ocasionados por un evento climático en una localidad 

Se presentó información específica  sobre los impactos del cambio climático en Costa Rica y  de pérdidas y daños, tanto económicos como no-económicos, que han sufrido sectores claves del país, como el sector agropecuario, de vivienda, salud, infraestructura vial, acueductos y alcantarillados, y energía, entre otros.

El programa de capacitación “Cantones Resilientes”es una actividad del proyecto “Plan – A: Territorios Resilientes ante el Cambio Climático” que es ejecutado en conjunto por la Dirección de Cambio Climático del MINAE y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente con financiamiento del Fondo Verde para el Clima. Para realizar este programa de capacitación se cuenta con el apoyo del Instituto de Fomento y Ayuda Municipal y la Fundación Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible.

 

Para más información:

Pueden consultar los siguientes enlaces:

  • Plan – A: Territorios Resilientes ante el Cambio Climático

https://cambioclimatico.go.cr/metas/adaptacion-y-resiliencia/adaptacion-municipal-y-regional/

  • Programa de Capacitación Cantones Resilientes

https://cambioclimatico.go.cr/metas/adaptacion-y-resiliencia/adaptacion-municipal-y-regional/cantones-resilientes/

 

También pueden contactar a:

 Teléfonos:  2253-4298/2253-4295