El sector agropecuario muestra su liderazgo con la innovación y da un paso estratégico hacia la descarbonización de la economía; al firmar en Febrero 2018, el primer acuerdo sectorial de reducción de emisiones, paso clave para la implementación de nuestros compromisos en el marco del Acuerdo de París.

El sector agropecuario es uno de los sectores con más afectaciones por cambio climático, y a la vez es uno con alto potencial de mitigación de gases de efecto invernadero. Con la firma de este Acuerdo, que se revisará cada cinco años, el sector se compromete a consolidar procesos como NAMA Café, NAMA Ganadería, y ampliar el portafolio a otros subsectores claves como el de banano.

El Acuerdo sectorial de reducción de emisiones sector agropecuario establece los compromisos que tanto el MINAE como el MAG realizarán para generar condiciones habilitantes que permitan la transformación de la actividad productiva en una más resiliente y menos carbono intensiva.

Este proceso presenta oportunidades para mejorar la eficiencia aplicando tecnologías que permiten la reducción de emisiones y mejoran la productividad tanto en finca, como en otros ámbitos de las cadenas productivas, por ejemplo a nivel de beneficios en el caso del subsector cafetalero.

El sector agropecuario realizó un proceso de trabajo y consulta con diversos actores de la academia, del sector privado, organizaciones varias y tomó de base lo que ellos identificaron como sus necesidades para avanzar en la descarbonización productiva. De esta forma pudieron construir este compromiso que se presenta como su contribución sectorial con la meta nacional.

El Acuerdo fomenta la investigación e innovación para la generación de conocimiento que promueva la mejora continua en la métrica y el desarrollo y adopción de tecnologías para la eco-competitividad del sector, acciones para fomentar el acceso a mercados internacionales, y acciones orientadas a educar al consumidor a nivel nacional. El acuerdo reconoce el principio de progresión y gradualidad, y se ajustará cada 5 años, en consistencia con la visión de ambición que tiene el país.