Acuerdo de reducción de emisiones del sector transporte

El “Acuerdo Intersectorial para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el sector transporte” fue firmado el 24 de Febrero del 2019 en el marco de la presentación el Plan de Descarbonización  por el Ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y el de Ambiente y Energía (MINAE). 

 

Este Acuerdo tiene como objetivo definir las líneas de acción claves para la reducción de emisiones en el sector transporte, sector que emite el 44% de las emisiones del país, de manera que se pueda avanzar de manera efectiva hacia la descarbonización.

El acuerdo sectorial implica la implementación de políticas, medidas y otros instrumentos con los que el sector transporte lograría reducir al 2024 el equivalente a 0,5 mega toneladas de dióxido de carbono (CO2), con respecto a las emisiones del 2012, así como una mejora en el sistema de transporte y de la calidad de vida de la población.

Las medidas establecidas en el acuerdo se categorizan en 4 grandes grupos:

  1. Movilidad no motorizada y eléctrica asistida de baja velocidad
  2. Transporte público
  3. Transporte de carga
  4. Transporte particular
El acuerdo será actualizado cada 5 años, asegurando que en cada una de estas actualizaciones se aumente, o al menos se mantenga la ambición. 

Además, es el resultado de un proceso trabajo en conjunto entre el MOPT y el MINAE, acompañado por el Grupo ICE y la Cooperación alemana para el Desarrollo GIZ, en el marco del proyecto MiTransporte y Acción Clima II, para llegar a su versión final el acuerdo fue sometido a un proceso de diálogo entre ambos ministerios de aproximadamente siete meses, que incluyó conversatorios con especialistas internacionales y dos fases de consulta con sociedad civil, academia y otros actores de ministerios interesados.

Firma acuerdo de transporte Primera Dama, Presidenta de la Asamblea Legislativa, Ministra de Hacienda, Presidente de la República

PIMUS

Plan de Movilidad Urbana Sostenible

Logo de PymusEl Plan de Movilidad Urbana Sostenible para el Área Metropolitana de San José (AMSJ) busca invertir la pirámide de movilidad para contribuir a una AMSJ más sustentable desde el punto de vista social, ambiental y económico.

 

Lograr en el AMSJ un sistema de movilidad metropolitana integrado eficiente e
inclusivo, que permita a todas las personas acceder a sus actividades de manera
ágil, ordenada y en cualquier modo de transporte y promueva una circulación
organizada, sustentable y enfocada al desarrollo local.

 

El objetivo del PIMUS es: es invertir la pirámide de movilidad para contribuir a una AMSJ más sustentable desde
el punto de vista social, ambiental, institucional y económico.

 

 

 

San José, Costa Rica; Foto: Florian Kopp

El PIMUS involucra a 21 cantones:             Pirámide invertida de movilidad

  1. San José
  2. Escazú
  3. Desamparados
  4. Aserrí
  5. Mora
  6. Goicoechea
  7. Santa Ana
  8. Alajuelita
  9. Vázquez de Coronado
  10. Tibás
  11. Moravia
  12. Montes de Oca
  13. Curridabat
  14. La Unión
  15. Heredia
  16. Barva
  17. Santo Domingo
  18. San Rafael
  19. Belén
  20. Flores
  21. San Pablo

 

Mapa del área de estudio de PYMUS

 

El diagnóstico realizado con el Plan enfatiza la idea de que la movilidad debe pensarse de forma holística, en íntima relación con el ordenamiento territorial, entendiendo e interviniendo en las dinámicas de generación de viajes, para luego resolver las necesidades de movilidad con un sistema integrado y metropolitano.

La visión del PIMUS tiene por anclaje principal la necesidad de pasar de una visión individual del transporte a una visión sistémica, dejando de lado los abordajes sectorialistas.

 

El PIMUS tiene seis metas propuestas:

Seis metas propuestas que tiene el PIMUS

 

Incentivar modos activos de movilidad

Aumentar la participación de los modos activos en el reparto modal, reduciendo así los impactos negativos de
la movilidad, será imprescindible realizar una inversión en infraestructura tanto peatonal como ciclista. Además de la infraestructura, será necesario trabajar sobre las representaciones sociales que se construyen en torno a estos modos, que actualmente se conciben como peligrosos o para personas con dificultades económicas.

Transporte público de calidad 

Se refiere a la necesidad de hacer más atractivos los servicios de transporte público, que hoy prestan un servicio
que no puede competir en tiempo y confort con la movilidad individual. Para ello, es preciso generar un sistema de transporte público eficiente e integrado, con líneas estructurantes de alta capacidad y alta frecuencia que permitan mejorar los tiempos de viaje, con una política tarifaria que procure la equidad y la asequibilidad del transporte, y niveles de confort aceptables para mejorar la experiencia de viaje y atraer nuevos usuarios al sistema.

Movilidad segura, eficiente y limpia

Contribuir a que los desplazamientos en los distintos modos se hagan de forma segura, tanto desde el
punto de vista de la seguridad vial como de la seguridad ciudadana. Además, para lograr un sistema de movilidad eficiente es hoy imprescindible integrar el aspecto tecnológico. La “movilidad inteligente” puede ayudar a organizar el tránsito de vehículos, tanto particulares como buses, sin perder de vista los objetivos de la movilidad sustentable. Algunas intervenciones viales se consideran de gran relevancia para organizar los desplazamientos sobre todo circunvalares, complementadas con estrategias de priorización del transporte público. La incorporación de tecnologías limpias es también un objetivo cardinal para reducir los impactos en emisiones de la movilidad metropolitana.

Accesibilidad universal y género

Accesibilidad universal implica también que el diseño funcional del sistema de transporte garantice el acceso de todas las áreas de la ciudad y no existan zonas aisladas, ya sea por barreras naturales o urbanas. Además, la accesibilidad también involucra la capacidad de acceder económicamente a los distintos modos de transporte, por lo cual deberá contemplarse siempre la equidad. Esta meta involucra también contribuir a la equidad de género, en virtud de las diferencias que actualmente existen entre los distintos géneros en lo que respecta a los modos de ocupación del espacio público.

Ciudad sostenible

Brindar algunos lineamientos para que la configuración urbana futura del AMSJ permita una generación de viajes consistente con los principios del DOT (desarrollo orientado al transporte). En este sentido, se propondrá una estrategia para contener la expansión urbana, generar mezcla de usos y espacios públicos de calidad.

Planificación integral participativa metropolitana

La ejecución de las medidas propuestas en el marco del PIMUS requiere una institucionalidad que pueda abordar la
cuestión de la movilidad de forma integral y con alcance metropolitano, con recursos específicos y capacidad técnica para planificar, regular y controlar todos los aspectos que hacen a la movilidad de forma transparente y con participación de todos los actores involucrados, especialmente de la academia y la sociedad civil.

 

 

En el marco del PIMUS se realizó una estimación del costo de esas externalidades, a fin de evaluar cuál es el costo real del sistema de transporte a nivel GAM para la sociedad, monetizando los distintos impactos. Se calculó que
las externalidades del transponte representan un total de 2.864,4 millones de dólares anuales.

 

Estimación del costo de esas externalidades del transporte.Asimismo, el PMIUS cuenta con un Plan de Acción que está organizado en los siguientes planos temporales: Corto plazo 2020, mediano plazo 2025 y largo plazo 2035.

Aquí puede encontrar el PIMUS_INFORME EJECUTIVO

Electrificación del transporte

Para Costa Rica es fundamental generar un cambio transformacional en el transporte por múltiples razones algunas son: 1. Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en Costa Rica, el 68% de las emisiones de Energía provienen del transporte terrestre (BUR, 2012) 2. Para mejorar la calidad del aire del Gran Área Metropolitana. 3. Para alcanzar nuestra ambición reflejada en la contribución nacionalmente determinada.

Además, el sector transporte es responsable del 66 % del consumo de hidrocarburos y del 54% de las emisiones de CO2 del país.

El CO2 y otros gases son los principales generadores del cambio climático, lo cual provoca un aumento en la temperatura de la atmósfera incrementando la severidad de los eventos climatológicos que tienen efectos negativos sobre los ecosistemas del planeta, la disponibilidad del recurso hídrico, la producción de energía y otros.

 

Contribución porcentual de las emisiones de CO2 por tipo de vehículo en el 2010

 

La electrificación del transporte

En el 2008 se creó la Red Nacional de Monitoreo de la Calidad del Aire para conocer las concentraciones de los principales contaminantes atmosféricos en las zonas urbanas, en el marco de un convenio entre el Ministerio de Salud, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), la Universidad Nacional (UNA), el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y la Municipalidad de San José.

En la actualidad esta red tiene capacidad para la medición de las partículas de tamaño PM10, PM 2,5 y adicionalmente dióxido de nitrógeno.

De acuerdo con información provista por la citada red, la gran mayoría de puntos de medición en las zonas urbanas del país cumple con los parámetros establecidos en el Reglamento de Inmisiones de Contaminantes Atmosféricos.

Para el caso de las mediciones de partículas con un diámetro de 2,5 µg/m3 no se cuenta con límites nacionales al no estar incluidas dentro del Reglamento de Inmisiones. Sin embargo, al realizar la comparación con los niveles sugeridos por la OMS se deduce que la situación de la calidad del aire es crítica, pues se tienen niveles de exposición superiores en todas las zonas muestreadas.

 

Evolución de los promedios anuales de partículas PM10 en el período 2009 - 2013

Avances para la electrificación

Ley de Incentivos y Promoción para el Transporte Eléctrico

En el 2017 se aprobó la ley de Incentivos y Promoción para el Transporte Eléctrico que tiene por objetivo: regular la promoción del transporte eléctrico en el país y fortalecer las políticas públicas para incentivar su uso dentro del sector público y en la ciudadanía en general. La ley establece incentivos de carácter económico, facilidades de uso en la circulación y acceso al crédito, entre otros aspectos, para promover el uso del transporte eléctrico.

Los principales beneficios de la ley para los usuarios y productores de vehículos eléctricos son: exoneración, según valor del vehículo (impuesto general sobre las ventas, el impuesto selectivo de consumo y el impuesto sobre el valor aduanero); exoneración de los repuestos de los vehículos eléctricos; exoneración del equipo para el ensamblaje y la producción de vehículos eléctricos; exoneración del impuesto a la propiedad para los vehículos eléctricos; no sujeción a la restricción vehicular; exoneración del pago de parquímetros y el uso de parqueos azules para vehículos de transporte eléctrico.

Como parte de la implementación de la Ley, se ha generado el siguiente reglamento: Reglamento de incentivos para el transporte eléctrico (Decreto Ejecutivo N° 41092)

Iniciativa para la electrificación del transporte público modalidad Bus IETP-Bus

En abril de 2018 se firmó y dió por iniciada la Iniciativa para la electrificación del transporte público modalidad Bus IETP-Bus 

Esta iniciativa es un esfuerzo público-privado que se elabora bajo un enfoque colaborativo y de innovación para impulsar el proceso de descarbonización del sector transporte, particularmente del transporte público en la modalidad bus. Bajo un trabajo basado en el mejor conocimiento técnico y científico, la iniciativa pretende impulsar el análisis y cambio de condiciones habilitantes (marco regulatorio, tecnológico, de incentivos, entre otros), la implementación de proyectos piloto, fomento de acciones de sensibilización, educación y el desarrollo de modelos de negocio para viabilizar inversiones, que permitan al país iniciar y consolidar el proceso de electrificación del transporte público (incluida la tecnología del hidrógeno) en Costa Rica.

La iniciativa se desarrollará aprovechando el mejor conocimiento y de vanguardia disponible y buscará posicionar a Costa Rica como un laboratorio para la descarbonización de la economía.

Se establecerá un Grupo de Trabajo Base conformado por MOPT, MINAE, ARESEP, Grupo ICE, Operadores, representantes de sociedad civil, y entidades de cooperación (GIZ, CRUSA, ONU Ambiente y el BID). Este Grupo Base no incluye a la totalidad de organizaciones que apoyan la iniciativa, se trata de una unidad base para facilitar el trabajo.  Su coordinación la realizará inicialmente el MINAE con apoyo del MOPT.

El Grupo de Trabajo Base reconoce que el proceso de electrificación deberá realizarse bajo una visión de ecosistema de innovación, en donde será necesario ir sumando a nuevos miembros, y fomentará la realización de un proceso transparente, innovador y participativo para lograr la electrificación del transporte público en la modalidad bus.

Foto de integrantes Grupo de Trabajo Base

Iniciativas locales

Para la DCC  las prioridades están centradas en descarbonizar los sectores más emisores (transporte, agropecuario), y en generar nuevas herramientas y metas en adaptación. Se trabaja bajo el paradigma de acción climática (mitigación-adaptación) con un abordaje multisectorial y multidimensional.

El trabajo busca el alineamiento de políticas sectoriales con las metas climáticas planteadas en la  NDC (compromiso nacional asumido en el marco del Acuerdo de París),  la generación de nuevas herramientas o el ajuste de herramientas anteriores (ejemplo: Programa país de Carbono Neutralidad y Mercado Doméstico de Carbono) con las nuevas prioridades y compromisos internacionales, y la generación de herramientas para el involucramiento de las Municipalidades, y de actores privados y sociales en la acción climática.

 

En este momento se están realizando procesos piloto del Programa País de Carbono Neutralidad Cantonal en 6 Municipios:

  1. San José
  2. Desamparados
  3. La Unión
  4. Belén
  5. Golfito
  6.  Distrito de Monteverde

Para estas Municipalidades se han elaborado Inventarios de GEI*, y actualmente se trabaja para definir acciones a ser implementadas para reducir emisiones en función de las Guías (Movilidad Sostenible, Eléctrica y Gestión de Residuos).

Estas medidas permitirán identificar acciones claves de mitigación en el nivel local y priorizar proyectos en esas tres áreas. El proceso de priorización facilitará que se desarrollen acciones de financiamiento que se trabajarán en conjunto con IFAM y otros cooperantes.

 

Presentación de resultados del plan piloto 

Foto: presentación de resultados del plan piloto 

 

Se está trabajando igualmente con las Municipalidades de Curridabat y Montes de Oca para implementar unas medidas en Movilidad Sostenible, construcción de ciclovía y generación de materiales de sensibilización (con apoyo de  fondos de Euroclima).

A nivel rural se está trabajando con la Municipalidad de Sarapiquí (Apoyo de Fondo de Adaptación) en acciones de gestión de paisaje y generación de resiliencia.

*Gases de Efecto Invernadero

NAMA Residuos

Los residuos sólidos son la tercera mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero en Costa Rica, por lo cual el sector de residuos tiene un papel importante tanto en el ámbito de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, el Plan Nacional de Descarbonización y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Varios actores del gobierno central, de las municipalidades y del sector privado se están enfrentando al reto de reducir las emisiones del sector de residuos sólidos y han tomado la iniciativa de desarrollar una Acción de Mitigación Nacionalmente Apropiada (NAMA, por sus siglas en inglés) para el sector. Esta NAMA es una estrategia sectorial con un horizonte de 10 años enfocada en promover prácticas bajas en emisiones y eficientes. Elementos claves son la separación de los residuos en la fuente, el aprovechamiento de los residuos orgánicos y valorizables, así como la disposición final adecuada de aquellos desechos que ya no tengan valor. La generación de valor de los residuos es de alta importancia: composta de calidad, reciclables y generación de energía. El concepto de la NAMA se basa en la Ley 8839.

En un primer paso, un grupo de consultores nacionales e internacionales con apoyo del proyecto ACCIÓN Clima II, implementado por la Cooperación alemana para el desarrollo GIZ por encargo del Gobierno Federal Alemán, ha elaborado un informe que resume la situación actual en el sector: Primer informe Situación de la Gestión de los Residuos Sólidos para la determinación de la NAMA residuos Costa Rica

El trabajo es coordinado y orientado por un comité conformado por los siguientes actores: Ministerio de Salud (MINSALUD), Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE, por medio de la Dirección de Gestión de Calidad Ambiental DIGECA), el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) y un representante de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP).  Además, las municipalidades como actores responsables de la gestión integral de los residuos sólidos han sido involucrados en el proceso. Próximamente se conducirán talleres de información y dialogo.

 

 

Flaschen-Verschlüsse aus Aluminium im Recycling-Unternehmen “Reciclaje en Florida Ice & Farm”, San José, Costa Rica. Die Firma, welche Wertstoffe für den Export nach China aufbereitet, ist Teil einer Allianz (PPP) zur Förderung des Recyclings, die mit Unterstützung der GIZ gegründet wurde; Foto: Florian Kopp